sábado, 31 de octubre de 2009

Dónde viven los monstruos ¿?

Me gustaría pensar que los monstruos sólo salen a la calle en un día como el de hoy, pero mucho me temo que la gran escalofriante mayoría tiene licencia para mezclarse con nosotros a diario, ¿o es que pensáis que los banqueros, los políticos y los maleantes son seres humanos? Sería perfecto que tan sólo se conformaran con pedir "truco o trato", aunque ya se sabe que con lo que menos se conforman es cobrándose almas.
Están entre nosotros, guste o no; ahora bien, lo que yo me pregunto es ¿dónde se meten cuando terminan su jornada laboral? Me consta que algunos se esconden debajo de las camas (por esa razón siempre no has dado cosa buscar una zapatilla que pasa la barrera del edredón, no fuésemos a perder la mano en el intento); otros prefieren la oscuridad de los armarios con el olor a la bolsa de las bolitas de alcanfor (los sustos y malos rollos que han causado esas puertas entreabiertas por las noches); los más traviesos son los que descansan debajo de las escaleras (de cuánto tropezón tonto son ellos los causantes!!! Ya sabéis, si bajáis con cuidado los escalones y no hacéis mucho ruido en el descenso, es posible, que no improbable, que os dejen en paz); los que menos habitan en las alcantarillas (porque no tienen más remedio, ya que en el reparto de los habitáculos por ocupar llegaron tarde) y son muy pocos, cada vez menos, los que viven y trabajan en los caminos, las cunetas y las curvas en ropa para ir a dormir (hace años, éstos mismos se quejaron en los sindicatos, protestando por la indumentaria que tenían que llevar puesta y por las horas "muertas" que se pasaban rondando los alrededores sin poder asustar a nadie; es que las autovías han hecho mucho daño a este sector). Los más molestos son los que están en las cañerías, los enchufes e interruptores, ..., (no creáis que si nos quedamos sin agua, se va la luz o falla la corriente es porque algo se ha estropeado... Son ellos, los monstruos los autores del estropicio).
El caso es que hoy, monstruos y humanos, tenemos todos licencia para mezclarnos, divertirnos y celebrar la noche de brujas de la manera más aterradora que se nos ocurra. Recordad siempre: más vale monstruo conocido que angelotes por conocer.



¡FELIZ & ESTREMECEDOR HALLOWEEN!










jueves, 29 de octubre de 2009

Mi hada madrina

* Tengo un hada madrina muy generosa, tanto que me concede deseos aunque no se los pida. Ella sabe como hacer que sonría. Me devuelve las ganas de creer en que todo, ABSOLUTAMENTE todo, es posible, hasta lo más difícil se puede conseguir; lo único que yo tengo que hacer es seguir admitiendo que la magia existe. Ese hada se llama cine y es el cine el que consigue que siga aceptando que hasta el amor no tiene que ser siempre imposible * http://www.youtube.com/watch?v=Cpz4JzLLo60









video



miércoles, 28 de octubre de 2009

La única visión

Nada tiene nunca un único punto de vista, pues está tu versión,
la mía y la verdad.
Lo que no debemos hacer es cerrar los ojos para dejar
de ver lo que hay alrededor.
Sé que las cicatrices son el recuerdo de unas heridas que duelen demasiado, pero no te rindas,
recuerda que, no hay peor ciego que el que no quiere ver.







Scar tissue that I wish you saw
Sarcastic mister know it all
Close your eyes and I'll kiss you 'cause
With the birds I'll share
With the birds I'll share
This lonely view
With the birds I'll share
This lonely view


Push me up against the wall
Young Kentucky girl in a push-up bra
Fallin' all over myself
To lick your heart and taste your health 'cause
With the birds I'll share
This lonely view...


Blood loss in a bathroom stall
Southern girl with a scarlet drawl
Wave good-bye to ma and pa 'cause
With the birds I'll share
With the birds I'll share
This lonely view
With the birds I'll share
This lonely view


Soft spoken with a broken jaw
Step outside but not to brawl
Autumn's sweet we call it fall
I'll make it to the moon if I have to crawl and...
With the birds I'll share
This lonely view...


Scar tissue that I wish you saw
Sarcastic mister know it all
Close your eyes and I'll kiss you 'cause
With the birds I'll share
With the birds I'll share
This lonely view
With the birds I'll share
This lonely view...






[Fijáos bien en la indumentaria de Flea (Michael Balzary),
muy apropiada para la inminente celebración de Halloween]




sábado, 24 de octubre de 2009

Mis escenas favoritas II

En esta ocasión me apetecía mostraros la escena de una película muy especial para mí, La princesa prometida [The Princess Bride. Rob Reiner, 1987]. Íñigo Montoya (Mandi Patinkin) ha buscado durante toda su vida a la persona que mató a su padre, el conde Tyrone Rugen (Christopher Guest); el momento de su venganza ha llegado (¡por fin!) y está dispuesto a saborearla:









http://www.youtube.com/watch?v=i3W5GDkgf2w&feature=related

Íñigo: Hello, my name is Íñigo Montoya. You killed my father. Prepare to die... [Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárete para morir...]

Íñigo: Hello, my name is Íñigo Montoya. You killed my father. Prepare to die. [Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate para morir.]

Íñigo: Hello! My name is Íñigo Montoya! You killed my father! Prepare to die! [¡Hola! ¡Me llamo Íñigo Montoya! ¡Tú mataste a mi padre! ¡Prepárate para morir!]

Rugen: Stop saying that! [¡Ya basta de decir eso!]

Íñigo: HELLO! MY NAME IS ÍÑIGO MONTOYA! YOU KILLED MY FATHER! PREPARE TO DIE...! [¡HOLA! ¡ME LLAMO ÍÑIGO MONTOYA! ¡TÚ MATASTE A MI PADRE! ¡PREPÁRATE PARA MORIR...!]

Rugen: No! [¡No!]

Íñigo: Offer me money [Ofréceme dinero]

Rugen: Yes! [¡Sí!]

Íñigo: Power, too, promise me that! [Y también poder ¡Prométemelo!]

Rugen: All that I have and more. Please... [Todo cuánto poseo. Por favor...]

Íñigo: Offer me anything I ask for [Ofréceme todo cuánto te pida]

Rugen: Anything you want... [Todo cuánto me pidas]

Íñigo: I want my father back, you son of a bitch! [Yo quiero a mi padre, ¡hijo de puta!] (Íñigo runs and Rugen falls to the floor, dead // Íñigo sale corriendo y rugen cae al suelo, muerto).




miércoles, 21 de octubre de 2009

Vidas curiosas VII: Roald Dahl










¿Qué podrían tener en común “36 horas (George Seaton, 1965)”, “Sólo se vive dos veces (Lewis Gilbert, 1967)”, “Chitty Chitty Bang Bang (Ken Hughes,1968)”, “Willy Wonka y la fábrica de chocolate (Mel Stuart, 1971)”, “Relatos de lo inesperado (1979)”, “Los gremlins (Joe Dante, 1984)”, “Breaking point (Peter Markle, 1989)”, “Las brujas (1990)”, “Four Rooms (Allison Anders, Alexandre Rockwell, Robert Rodríguez & Quentin Tarantino, 1995)”, “James y el melocotón gigante (Henry Selick, 1996)”, “Matilda (Danny DeVito, 1996)”, “Génesis y catástrofe (2000)”, “Charlie y la fábrica de chocolate (Tim Burton, 2005)” o “Fantastic Mr.Fox (Wes Anderson, 2009)” aparte de ser títulos de películas conocidas? Pues todas estas historias son guiones y/o adaptaciones de cuentos y relatos que salieron de la misma cabeza, la del mundo imaginario de Roald Dahl.

De padres noruegos, este escritor británico, llegó al mundo el 13 de septiembre de 1916. Astri, su hermana mayor, y Harald, su padre, murieron con pocas semanas de diferencia y Sofie, su madre y reciente viuda, prefirió quedarse en el Reino Unido para criar a su hijo como deseara su marido en vida. Roald asistió a la prestigiosa Escuela de la Catedral en Llandaff, Gales, hasta que llevó a cabo una broma pesada con otros cuatro compañeros. Tras el castigo que el director les impuso, su madre lo sacó de aquella escuela que castigaba a sus alumnos bastoneándolos.

Entre 1923-29 fue enviado a estudiar en el colegio privado de St’s Peter School en Weston-Mare. El siguiente centro fue la Repton School en Derbyshire; allí pasó una buena época y aquel también fue el lugar dónde descubrió cierto interés por la fotografía. Entre escuela y escuela, durante su infancia y su adolescencia, Roald siempre pasaba sus vacaciones en Noruega.

Tras terminar la época escolar, se convirtió en explorador. Vivió en Terranova, trabajó para la compañía petrolífera Royal Dutch Shell y después de dos años de entrenamiento lo destinaron a Dar-es-Salaam
, Tanganica (actual Tanzania). En 1939 ingresó en el Royal Air Force del ejército británico y demostrando que era capaz de hacer rutas imposibles, consiguió ser aceptado para una misión de entrenamiento en Nairobi junto con otros 16 valientes, de los cuales 13 morirían en combate. A bordo de su Havilland Tiger Moth sobrevoló lugares como Kenia, Bagdad, Iraq, Egipto o Mersah Matruh, pero el avión tuvo problemas y Roald se vió forzado a realizar un aterrizaje de emergencia. Por desgracia, el tren de aterrizaje se golpéo contra las rocas y el avión se estrelló. Roald se fracturó el cráneo, se rompió la nariz y se quedó ciego. Como pudo se arrastró lejos del avión que había salido en llamas, desmayándose cuando se puso a salvo. Más tarde, escribió sobre este nefasto accidente en su primer trabajo publicado. Tras el rescate y los primeros auxilios, fue trasladado al hospital de la Royal Navy en Alejandría. Estuvo 8 semanas ciego y al recuperar la visión se enamoró de la primera persona a la que consiguió ver, la enfermera Mary Welland. 5 meses más tarde de su ingreso en el hospital, Roald estaba volando de nuevo prestando servicio en Grecia y Siria. Al terminar la guerra, consiguió un rango de cuarto grado.



1942 fue el año en el que tomó la escritura como profesión. Lo habían delegado a Washington, DC como Agregado Militar Aéreo y fue allí dónde publicó su primer cuento (“A Piece of Cake” = “Pan comido”, historia en la que contaba su accidente) en el Saturday Evening Post. Cobró 1.000 dólares por el trabajo y comenzó su carrera como escritor. Su primer relato para el público infantil fue un encargo de Walt Disney (1943) y con el paso de los años Roald continuó creando algunas de las historias para niños más originales y admiradas del siglo XX (la mayoría publicadas con ilustraciones de Quentin Blake). Al mismo tiempo, ganaba fama escribiendo macabros cuentos (tiene más de 70) para adultos que se publicaron en conocidas revistas (Playboy, The New Yorker, Ladies Home Journal, …), que fueron recogidos en diversas antologías y algunos llegaron a ser publicados sólo después de su muerte. Durante la década de los ’60, Dahl tuvo que dedicarse a escribir guiones para ganar dinero. A Roald le gustaba pasar muchas horas en su casa del jardín, si él permanecía allí su familia sabía que no tenía que molestar mientras él estaba en fase de creación.



Estuvo casado con Patricia Neal (actriz americana) durante 30 años. La pareja tuvo 5 hijos [Tessa, Olivia (fallecida a los 7 años a causa de encefalitis provocada por el sarampión), Theo, Ophelia (directora y cofundadora de Partners in Health, una ONG dedicada a proveer cuidados médicos a las comunidades más empobrecidas del mundo) y Sophie]. En 1983, se casó con su segunda esposa, Felicity A. d’Abreu, la mejor amiga de su primera mujer. La publicación póstuma en 1991 de “Memories with Food at Gipsy House”, escrito junto a su esposa Felicity, mezclando recetas, recuerdos de familia y reflexiones del autor sobre sus temas favoritos, culmina la obra de todo un genio de la literatura universal. La leucemia pudo con él, muriendo el 23 de noviembre de 1990, pero los esfuerzos y compromisos que Roald tuvo con la investigación neurológica, la hematología y la alfabetización continúan desde la R.D. Foundation. En su honor, también se han creado la R.D. Children’s Gallery y el R.D. Museum and Story Centre.



sábado, 17 de octubre de 2009

Objetivo: dieta sana y equilibrada

Hace unos meses que mis allegados me ven algo más delgada, por eso, muchos me han recomendando que haga algún tipo de dieta rica en calcio, minerales, vitaminas, proteínas, ... No les falta razón a ninguno. Debería comer más y, sobre todo, mejor. El estrés del día a día, las preocupaciones y la flojera hacen que coma lo justo y necesario para no convertirme en calavera andante, digna gemela de Jack Skelington. Después de buscar por la red algún tipo de dieta que pudiera estimular mi gusa, la única más convincente ha sido la siguiente:



Ensalada andaluza, por supuesto: con su lechuguita, tomatito, jamón (del de la patita negra), zanahoria, pimiento, cebolla y daditos de queso fresco. Aliñada al gusto puede llegar a ser todo un delicioso entrante.


El primer plato, un poco cosmopolita, consistiría en: crema suave con algo de arroz acompañado de verduras y hortalizas, alimentos recomdandados para tomar a diario, añadiendo luego la salsa que más haga vibrar al paladar.


Para el segundo plato: pescado azul, al horno o a la plancha. Mejor no adornar mucho, pues luego no hay sitio para apartar las dichosas raspas. Cuidadito con ellas, no debemos atragantarnos y que se nos quite el apetito.

El postre (la parte de la comida que más me gusta, golosa que es una): tarta de chocolate y frutos secos. Nunca se le debe poner resistencia a todo lo dulce, por lo que será beneficioso aumentar el número de cucharadas de azúcar a la mezcla del pastelillo.

Para la digestión un cóctel: sin alcohol, por supuesto. Añadiendo frutas de temporada a la mezcla y jugando con los colores y sabores que tan amplia gama de alimentos pone a nuestro alcance.


Para terminar, un paseíto: no hay nada como caminar para "echar la comida para abajo". Los amantes de la siesta, que dejen la cabezadita para la noche y disfruten de la tarde; no saben la de cosas que se pierden por estar durmiendo a deshoras.

* * * * *

* Bueno, pues ahí os dejo mi propuesta, ¿opiniones sobre esta dieta? Ya me las contaréis. Que paséis bien lo que queda del finde. No hagáis nada que yo no hiciera y recordad algo de vital importancia: comed mucho (el mundo si es necesario), convertiros en auténticos glotones, demostradles a todos que sóis voraces devoradores de la vida, que nadie, absolutamente nadie, os quite las ganas.






viernes, 16 de octubre de 2009

Lo que viniste a traerme


Llegaste aquel día con una de tus mejores sonrisas; lo recuerdo porque siempre me encantaba cuando sonreías. Trataste de distraerme, preguntándome cosas que se notaban no eran de tu interés. La caja que llevabas entre tus manos me llamó la atención nada más verla. Recuerdo el color vivo del papel elegido para envolverla; si no pretendías que me fijara en ella, tendrías que haber escogido una envoltura algo menos llamativa. Ese regalo era sólo y exclusivamente para mí. Lo abrí ilusionada, pero en cuestión de micro-segundos cambié la ilusión por decepción. Venías a devolverme todo lo que te había dado. Las caricias, los besos, la comprensión, la paciencia... Todo estaba dentro de esa caja, incluidas las lágrimas, esas mismas que me prometiste ibas a guardar desde la última vez que me desengañé, y que desde que tomé la caja en mis manos, sin duda, derramé de nuevo por ti.








miércoles, 14 de octubre de 2009

¿Quién dijo "miedo"?

He llegado a una absurda conclusión: o estoy loca o soy tonta, de otra forma no podría entender lo que me pasa.


El estado de enajenación mental en el que me encuentro sumergida me hace creer cosas que en realidad no son. Yo, la loca, disfrazo lo que todos pueden ver con claridad porque no quiero verlo. No les hago caso cuando me aconsejan y argumento a mi favor para que ellos logren, ya no creerme, sino entenderme un poco. No lo consigo y no me extraña, a veces, no me lo creo ni yo. Vivo pensando que se puede llegar lejos, que el esfuerzo tiene que ser recompensado tarde o temprano (en mi caso, la recompensa parece no llegar nunca). Me puede hasta llegar a dar igual, mira hasta que punto de pasotismo he llegado. Sin embargo, eso no me deja exenta de cabrearme cuando mi entorno también comienza a oler mi fracaso. Yo que siempre encontraba palabras de ánimo y le veía a todo su lado positivo, estoy absoluta y completamente hundida.



La locura ha sido mi aliada en los últimos meses al hacer, decir y desear sin pensar en las consecuencias... Ahora estoy pagando el precio con el desprecio. Es justo. Dejé a un lado mis obligaciones para dedicarme en cuerpo y alma a las devociones. Si tiene arreglo, no sé por dónde puedo empezar a enmedar mis errores.


Tonterías; no he parado de cometer tonterías desde que vine al mundo. Me dieron un papel que tuve que aprender a marchas forzadas para representarlo en mi día a día. Tengo un rol que no quiero seguir interpretando. Cansada, esa es la palabra. Cansancio de cuerpo y de mente; ya no puedo ni saltar más obstáculos ni descifrar más jeroglíficos... O tal vez sí. La naturaleza humana es compleja. Como ser humano que soy... Soy "tela de complicá"... Pero lo que no voy a hacer es desprenderme del débil hilillo que me puede unir aún a la felicidad.











jueves, 8 de octubre de 2009

Cuestión de tiempo





Vives tu pasado en mi presente... Me cuentas lo que solías hacer, pensar y soñar, y deseas, más que nada, que te pudiera inventar una máquina del tiempo para que volvieras atrás y, de este modo, soñar, pensar y hacer lo mismo. Lo haría, sí, que no te quepa duda, pero no puedo.

Sé que prefieres la compañía de tus antiguos fantasmas, en lugar de lo que tienes ahora. Entre las sombras, esos espectros te acompañan a todas partes y yo sólo me puedo conformar con armarme de paciencia para que algún día vuelvas a ver la luz, te des cuenta de las cosas, tengas en gran estima al acompañamiento de los que estamos cerca y le des valor a lo que te ofrezco: un futuro para que tu tiempo deje de estar roto.

lunes, 5 de octubre de 2009

La barca que te aleja de lo incierto


Nada pasa por casualidad y, en ocasiones, tenemos más cal que arena para que no se nos olvide lo que sí que es realmente importante. Esos pensamientos que han nacido de la incertidumbre no tendrían que ser madurados. A veces, somos nosotros mismos los que nos complicamos la existencia. Sigue mi consejo (aunque sea sólo por esta vez):
déjate llevar por el vaivén del oleaje;
llegarás a un lugar que ni siquiera puedes imaginar ahora.

* Os deseo una feliz semana!!!