lunes, 29 de diciembre de 2008

Dejadme pecar

Visitando aquella casa antigua, con cuadros de Murillo, vine a caer justo en el lado de las virtudes del fresco del techo, pero ahora que hago cuentas, me parece que no soy tan virtuosa: es lo que tiene ser imperfecta...

- Envidio a esos que tienen la saca llena y no han movido un dedo para conseguirlo; seré de las que se crean que hay crisis mundial cuando los ricos se tiren por las ventanas como en el ’29.

- Remolonear en la cama hasta las tantas es lo mejor que se ha inventado para los holgazanes como yo. Soy más perezosa que un oso hibernando. Si me dan opción a elegir entre salir de casa o quedarme de “tranqui” en el sofalito, no hace falta ser adivino para averiguar que voy a escoger.

- Me indigna y me llenan de ira todas las injusticias que nos rodean. Es por eso que me enfado con facilidad y me entran ganas de tomarme la justicia por mi mano. No hay derecho que sean los inocentes los que todo lo paguen.

- No os equivocaréis lo que admitáis que tengo soberbia. Me puede el orgullo cuando me hieren, no doy mi brazo a torcer ni aunque me estén matando.

- Hay quienes me llaman “tía Gilita” y es que movida por un impulso interno no hago más que ir guardando y coleccionando bienes. Mi casa entera es el reino de los CDs, los DVDs, libros, ropa… Menos dinero, se puede encontrar allí de todo.

- Me siento incapaz de resistirme a un morenazo que me mire con unos ojos verdes. No me puedo controlar si veo unos pectorales duros como una piedra, y se desata la lujuria con unos brazos fuertes que sean capaces de levantarme sin esfuerzo.

- Moderada en mis comidas, si hay tarta de chocolate o de queso a mi alrededor me vuelvo glotona al instante. Puedo comer más raciones de las que más necesito por el simple hecho de llevarme esas exquisiteces al paladar.

Tengo que estar condenada al peor de los eternos infiernos, porque todos estos pecados en lugar de arrepentimiento me producen placer y satisfacción. No tengo remedio.

sábado, 27 de diciembre de 2008

El rey y la voz



Uno considerado el icono de la música rock en el mundo y el otro una de las figuras más emblemáticas de la música popular del siglo XX. Juntos, una combinación explosiva. Os dejo un enlace con el vídeo de una grabación televisiva del año 1957 - no del '60 como pone ahí -, para que juzguéis vosotros mismos (lo mejor, el dueto que hacen del tema "Love Me Tender" alrededor del sexto minuto y medio):

















jueves, 25 de diciembre de 2008

Una vida divertida, un mundo en mis manos

* Todo depende del cristal con que se mire.


"Life"
Yeah! Oh yeah! Oh life! Oh life!

I'm afraid of the dark
Especially when I'm in a park
And there's no one else around,
Oh I get the shivers.
I don't want to see a ghost,
It's the sight that I fear most
I'd rather have a piece of toast
And watch the evening news.
Chorus:Life, oh life! Oh life!
Oh life! doo,Doo doo dooo...
Life, oh life! Oh life!
Oh life! doo doo doo
I'm a superstitious girl
I'm the worst in the world
Never walk under the ladders,
I keep a rabbit's tail.
I'll take you up on the dare,
Anytime, anywhere;
Name the place,
I'll be there,
Bungee jumping, I don't care!
Chorus: Life oh life...
So after all said and done
I know I'm not the only one
Life indeed can be fun,
If you really want to.
Sometimes living out your dreams,
Ain't as easy as it seems
You wanna fly around the world,
In a beautiful balloon.
Chorus (2x): Doo doo doo doo. Oh, life, oh life!

miércoles, 24 de diciembre de 2008

El negro siempre ha sido mi color

Ya de pequeña, la "barriguitas", la "Barbie", el "nenuco", la "roller-patinadora" y todas las muñecas del mundo me las pedía negras, sin que haga falta aclararlo, al rey Baltasar. La pobre de mi madre nunca pudo encontrarme una Barbie negra, a lo sumo dio con una castaña de pelo rizado y yo fui -casi con toda seguridad- la única niña de mi genereación con la Diva Superstar (también de Matel).
Después llegó la adolescencia y en esta etapa muchos pensaban que si vestía de negro era para reivindicar por lo que me preocupaba a mí y a otros jóvenes comprometidos; algunos incluso me decían que si estaba de luto permanente y nadie me entendía. Si yo iba de negro era simplemente porque me gustaba, además de ser un tono muy elegante y que estiliza muchísimo.
En cuestiones culinarias, el chocolate que me lo sirvan muy oscuro y espesito. Agradezco horrores al señor Colón que se diera el viaje hasta las Américas para traer al viejo continente tan rico manjar.
La noche no tiene nada que enviadiarle al día. Un cielo plagado de estrellas con la compañía de la luna llena, tiene más encanto que una soleada velada.
Estar a oscuras, con la simple luz de un par de velas me relaja bastante. Esta ausencia de color y formas difuminadas a mi alrededor me acercan a mundos que bien podrían haber sido inventados por Poe y King.
Es normal que ahora podáis entender, un poco mejor, mi adoración hacia todos ellos (aunque no están todos los son, ni son todos los que están):




martes, 23 de diciembre de 2008

Una isla para perderse


Seguro que en más de una ocasión os habrán hecho la típica pregunta de "¿qué te llevarías a una isla desierta?" Pues bien, yo a ésta, en concreto, no me llevaría nada de nada... Allí tengo todo lo necesario para poder subsistir sin ningún tipo de problema:

- Un hermano mayor que me proteja de los abusones, juegue conmigo, me arrope por las noches y me cuente "La isla del tesoro" o "Robinson Crusoe" antes de dormir.
- Un médico que me cure las fiebres tropicales, me ponga la cremita de protección solar factor 50-Australiano y me ilustre con las artes de hacer un vendaje en forma de T.
- Un militar que me enseñe estrategias de defensa, cómo construir un refugio seguro y a hacer un tirachinas con hojas de palmera y cáscaras de coco.
- Un exótico y atento maridito que me vaya por la pesca, me repare las goteras de la caseta, me acompañe a recoger frutos silvestres por los alrededores y me regale anillos de algas por nuestros aniversarios.
- Un timador profesional del que pueda aprender técnicas de pillaje; nunca se sabe si algún día pudiera aparecer un barco pirata (por favor, que sea la "Perla negra" con Jack Sparrow al mando) que me acogiera como una más de su tripulación.
- Y hasta un sacerdote que perdone mis pecados... Con tanta tentación cerca (empezando por el mismísimo cura) seguro que cometería más de un pecadillo al día.


lunes, 22 de diciembre de 2008

Renovando el fondo de armario

Aún siendo una niña se me quedó pequeño el vestido de la inocencia y a golpes de realidad comencé a vestirme como una persona mayor. Durante mucho tiempo llevé el uniforme de inconformista, hasta que me di cuenta que esta tendencia la llevábamos ya muchos, y no sé a los otros, pero a mí siempre me hacía estar metida en problemas. Fue entonces, cuándo me compré un vestuario más optimista y empecé a vestirme con las líneas de diseño de firmas tan conocidas como "FELICIDAD", "HAZ GALA DE TU BUEN HUMOR" o "CARPE DIEM". En esta ropa, más amplia y casual, yo me sentía bastante cómoda y todo podría haber seguido así si no llega a ser porque cometí un gravísimo error. Olvidé pulir y sacarle brillo a mi armadura, y un astuto lobo, que venía vestido con piel de cordero, me quitó la mía a tiras. Desgarró mi alma y dejó mi corazón al desnudo. Ya nada se puede hacer por aquella cándida niñita, ni por la rebelde adolescente y mucho menos por la expuesta mujercilla. De nada sirve cubrirse con un abrigo si el frío lo sientes dentro.










domingo, 21 de diciembre de 2008

De repente... Una extraña melodía



Buscaba yo la canción aquella de "Te busqué", que interpretaba la dulce vocecilla de Ana Torroja cuando aún los "Mecano" eran uno de los grupos musicales más emblemáticos del panorama nacional, y la puse a bajar. Para mi sorpresa cuando la barra se tornó verde en un 100% de descarga y fui a escuchar la mencionada canción, en lugar de esa letra, comenzó a sonar otra: << Te miro, y no veo más luces en tu camino. Sólo se oye ruído, frío ruído... >>. El grupo era "La Musicalité", que vio la luz de mano de cuatro amigos mallorquines que tocan juntos desde 1999. La banda está liderada por un guaperas rubio (de bote) que no sé bien por qué recuerda mucho a aquel jovencito cowboy (Brad Pitt) que seducía a la inocentona Thelma (Geena Davis) en "Thelma & Louise" (1991) y que cuenta en su discografía con dos trabajos destacados "Este juego" (2005) e "Insomnio" (2007).


Para todo aquel de vosotros que sea algo curioso, yo os animo a que escuchéis algo de este grupo. "Te miro", "Nada volverá a ser como antes" (tributo al desaparecido XYZ -no pienso escribir ese nombre- Urquijo de "Los Secretos"), "Como tú", "Alma gemela", "Brisa", "Pinté tu amor" y "Ojalá que vuelvas", entre otros temas, os podrían enganchar de la misma manera que lo hicieron conmigo.
<< ... Uno, dos, tres, cuatro minutos han bastado, para que vea claro; vea claro hoy >>







Aventura hispalense I

* Primer día: Después de toda una noche dando vueltas (¿serán los nervios?) hay que levantarse temprano para poder llegar a la estación con tiempo de sobra. Cambian el madrugador tren de vía, o eso creo, y se pregunta cuál es el que se dirige al destino deseado. Pierdo a uno de mis “compis” de viaje. Nada más llegar, a la niña le da un bajón: la falta de frío y el coche ese de cierta empresa portuense la decepcionan… Aunque dice que no van a acabar con sus ganas de divertirse. Tomamos un desayuno copioso. El “Hesperia Hotel” está muy cerca de la estación de llegada. Soltamos el equipaje en la habitación 701 (con el espejo de Blancanieves, un armario japonés, el cabecero romano, el tapiz del medievo, el set de aloe vera y ¡un teléfono en el baño!) y nos vamos a conocer el terreno. Los compañeros no paran de hacerme fotos; ¡es que sigo siendo el rey! Llegada al Alcázar real. La cola nos parece interminable y un tiempo perdido; hoy es lo de la exposición esa de dulces artesanales y eso no nos interesa. Callejeando, damos con el “Cosa nostra”… Ummm, ¡pizza de patata! Se hace la digestión con una interesante visita a la “Casa Pilatos”. La entrada es un clavazo y la guía es algo rancia, pero ha merecido la pena. La “Alameda de Hércules” nos lleva hasta la “Torre de los Perdigones”, que está cerrada. Descansito en el parque. Nueva caminata que nos lleva de nuevo al centro cuidad. Entramos en el templo de Jesucristo Superstar (este que no piense que me va a hacer la competencia). Nos ponemos a andar de nuevo y llegamos hasta la “Torre del oro” y la estatua del segundo centenario de Mozart. Ya hay hambre y terminamos cenando en un centro comercial. Hotel, duchita, dientes, pijama y a la cama.










Aventura hispalense II


* Segundo día: Sobada de más de ocho horas; aquí uno de los compis nos contagia al resto las ganas de remolonear. Aún sin levantarnos, tomamos el desayuno en la cama. Toca una ducha para reactivar el resto del sistema operativo; estamos listos para un nuevo día. Salida del hotel para comenzar con las compras navideñas; sólo hago gastos (innecesarios) en el FNAC. Se dan cuenta de mi presencia. Un personaje tan famoso no puede pasar inadvertido; concedo una breve entrevista. Hora de almorzar: comemos en el “Perla del Pacífico”, que puede sonar muy exótico, pero no dejaros engañar. La caraja de sus dueños nos hace esperar más de una hora para poder llevarnos bocado a la boca, además, hasta se equivocan con el pedido y terminan cobrando una pasta por tan pésimo servicio. Decidimos pasar el FNAC de nuevo, faltaron libros por comprar. Después de varias vueltas poco fructíferas por el centro cuidad, acabamos en el centro comercial cercano al hotel. Mucho gentío y más tiendas. Compramos la cena “take away” que mis compañeros y yo nos llevamos a nuestra habitación para comer después de una ducha y de ponernos los pijamas. Hincamos el diente a los manjares. ¡Qué niña esta! ¡Come como un pajarito! Rato de tele. Dulces sueños, my little kids, que mañana será otro día.





Aventura hispalense III





* Tercer día: Mientras hacemos turnos de ducha, preparamos las maletas y revisamos la habitación por si nos dejamos algo olvidado. Desayunamos, dejamos el equipaje en el servicio de consigna que tienen en recepción y nos dirigimos al mirador de cámara oscura que hay en la “Torre de los Perdigones”. Hemos venido dando un rodeo para ver los restos de muralla almohade, aún así llegamos pronto por lo que nos echamos un rato en el césped a tomar el solecito. Como Salvatore nos ha conquistado a todos, volvemos a la “Cosa nostra” para tomar el almuerzo (canelones + ternera + tiramisú + limocelo = delicioso!!!). Hay que regresar al hotel por las maletas. Empezamos a comentar lo corto que nos ha parecido el viaje y que hay que volver a repetirlo en otra ocasión. Toca esperar algo más de una hora en la estación de “Santa Justa”, pero no nos importa, ultimamos los buenos momentos y planeamos la próxima escapada. Me gustan estos compañeros de excursión, así da gusto ir a cualquier sitio.

domingo, 14 de diciembre de 2008

¿Qué guardas en tu bolsillo?

* Pueden parecer pequeños, pero en los bolsillos caben la felicidad, el optimismo, la solidaridad y la buena educación... No salgas de casa sin ellos.

“Pockeful of sunshine”
http://es.youtube.com/watch?v=KMRn2JcSrtg

I got a pocket, got a pocketful of sunshine

I got a love and I know that it's all mine
Do what you want but your never going to break me
Sticks and stones are never gonna shake me

Take me away! (Take me away)
A secret place!!(A secret place)
A sweet escape! (A sweet escape)
Take me away! (Take me away)

Take me away! (Take me away)
To better days! (To better days)
Take me away! (Take me away)
A hiding place! (A hiding place)

I got a pocket, got a pocketful of sunshine
I got a love and I know that it's all mine
Do what you want but your never gonna break me
Sticks and stones are never gonna shake me

(Never gonna shake me)
(Never gonna shake me)
I got a pocket, got a pocketful of sunshine
I got a love and I know that it's all mine

(I know)
(I know that its all mine)
Wish that you could but your aint gonna own me
Do everything that you can't to control me

(You can't control me)
(You can't control me)
Take me away! (Take me away)
A secret place! (A secret place)

A sweet escape! (A sweet escape)
Take me away! (Take me away)
Take me away! (Take me away)
To better days! (To better days)

Take me away! (Take me away)
A hiding place! (A hiding place)
There’s this place that I go
that nobody knows where the rivers flow

And I call it home
And there's no more lies
and the darkness is light and nobody cries!
There’s only butterflies!!!

Take me away! (Take me away)
A secret place! (A secret place)
A sweet escape! (A sweet escape)
Take me away! (Take me away)

Take me away! (Take me away)
To better days! (To better days)
Take me away! (Take me away)
A hiding place! (A hiding place)

Take me away! (Take me away)
A secret place! (A secret place)
A sweet escape! (A sweet escape)
Take me away! (Take me away)

Take me away! (Take me away)
To better days! (To better days)
Take me away! (Take me away)
A hiding place! (A hiding place)

Take me away! (Take me away)
[I got a pocket, pocketful of sunshine...]
A secret place! (A secret place)
[I got a love and I know that is all mine...]

To better days! (To better days)
Take me away! (Take me away)
Take me away! (Take me away)
[I got a pocket, pocketful of sunshine...]

To better days! (To better days)
[I got a love and I know that is all mine...]
Take me away! (Take me away)
A hiding place! (A hiding place)

The sun is on my side
I’m waiting for a ride
I smile to the sky
I know I'll be alright

The sun is on my side
I'm waiting for a ride
I smile to the sky
I know I'll be alright

Vidas curiosas II: Mozart



El nombre completo del “genio de Salzburgo” (27/I/1756) era Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Amadeus Mozart, como para tener prisa y llamarlo sin equivocarse por el camino. Considerado niño prodigio que interpretaba música mejor de lo que podía caminar: con 3 años fue capaz de tocar el piano de oídas. Con 4 sabía tocar un minué en un instrumento llamado cémbalo; también a esa edad dio muestras de saber tocar el violín. Su familia celebraba una fiesta con música de cámara y el pequeño Wolfgang estaba sentado debajo de un cémbalo. De repente salió de su escondite, cogió un violín e imploró que le dejaran tocar. Para sorpresa de los presentes, el niño tocó sin falta alguna toda la partitura. Hasta aquel entonces nunca había recibido clases de música. Con 5 años compuso un concierto para piano. Y a los 6, su padre, el director de orquesta Leopold Mozart, decidió exhibirlo por las cortes europeas junto con su otra hija, Nannerl (eso hoy en día se llama explotación infantil).



Su primer amor fue Aloysia Weber, sin embargo, como su historia no pudo ser, se casó con su hermana menor, Constanze, ya que Aloysia se había casado con otro, y claro, a falta de pan, buenas son tortas, ¿no? El matrimonio Mozart tuvo seis hijos (Raimund Leopold, Karl Thomas, Johann Thomas, Theresia, Anna Maria, Franz Xaver Wolfgang), de los cuáles sólo dos les sobrevivieron, Karl y Franz, también compositores de prestigio que siempre tuvieron que vivir a la sombra de su afamado padre.



Mozart odiaba el sonido de las flautas hasta tal punto que él fue el primero en sustituirla por el clarinete en una orquesta. Él mismo dijo: “Si hay algo peor que una flauta, son dos”.


Su gran enemigo, Antonio Salieri, en su demencia senil, llegó a admitir su culpabilidad en el envenenamiento que causó la muerte de Mozart. Pero, lo cierto es que la hipótesis más realista de la causa de su muerte fue el padecimiento de triquinosis, ocasionada por comer carne de cerdo infectada por triquina y que no había sido bien cocinada. Esta posibilidad podría explicar todos los síntomas (delirios, fiebre, sarpullidos, dolor en los miembros e inflamación) de Mozart antes de morir. Aunque, su entierro en una fosa común tapada luego con capas de cal, debido a la penosa situación económica que atravesaba, jamás permitirá que se sepa la verdad.

Cuando murió a los 35 años (5/XII/1791), había dejado un legado de 626 composiciones completamente pensadas y acabadas antes de pasarlas a papel, de manera tan perfecta en hojas de notas o en una páginas de partituras en las que casi no aparecen correcciones.

Después de todos estos cotilleos acerca de Amadeus, lo que es realmente curioso es que los biógrafos de otro genio, como Albert Einstein, lo describen como gran amante de la música y lo sitúan construyendo sus grandes teorías al mismo tiempo que escuchaba la música del inimitable Mozart... Imaginad el momento, Einstein trabajando con la teoría de la Relatividad y afianzando sus principios con el Réquiem de fondo.


martes, 9 de diciembre de 2008

Deja de mirarte el ombligo


Pensé que eras mi amigo, ese en el que confié contándole mis secretos, ese al que confesé mis temores, el mismo al que le dije todo lo que me preocupaba y ahora sólo eres el enemigo que me ha traicionado, dejando al descubierto, para los demás, mi interior.
Puede que fueras el hijo, el hermano o el nieto perfecto; hasta que dejaste de representar esa perfección para comenzar a personificar la decepción; título ganado a pulso con tus modos, tus contestaciones y tus acciones.
Quizás viera en al mejor compañero, dispuesto a obsequiarme con su experiencia y paciencia. Sin embargo, un día olvidaste ser amable, tu trabajo ya sólo te beneficiaba a mismo y nos pisoteaste a los demás para ascender a lo más alto, llevando el currículum embellecido y pulido con el esfuerzo de los demás.
Si fueras rico, amasarías más y más fortuna para estar aún más podrido de dinero. Si hubieras nacido león te comerías todo lo cazado y la manada moriría de hambre. Si te convirtieras en periodista te daría igual disfrazar la verdad o inventar mentiras imposibles, si con ello pudieras conseguir la mejor y más sorprendente noticia, pues eres el egoísmo en estado puro, consciente en todo momento de anteponer los intereses propios. Pequeñas dosis de ego pueden llegar a ser una cualidad, pero si éste se convierte en el eje central de lo que dices, piensas y haces, es un defecto.
La vulgaridad del ser humano lleva tu mismo rostro. Nos desprecias, así que deja de hacer gala de falsa humildad en tus exhibiciones. Te hemos descubierto y nos ha quedado muy claro que lo realmente importante para , eres tú mismo. Penoso, eso es lo que eres.
NOTA ACLARATORIA: Esta entrada ha sido inspirada en todas aquellas personas que conozco con el ego demasiado subido y no en alguien en particular.







jueves, 4 de diciembre de 2008

La importancia de llamarse Óscar


Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo. El que se arriesga y juega, asimila que la única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse. ¿Y nos sirve esto para algo? No, pues la experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.

Con respecto al amor, la única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero. Al hacer un análisis de las partes implicadas, los hombres jóvenes quieren ser fieles y no lo consiguen; los hombres viejos quieren ser infieles y no lo logran. Del sexo opuesto se puede decir que la fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas.

Vivimos en una época en la que los cotilleos son el motor de nuestro día a día, y mira que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen. Según la edad que se tenga, el prisma es distinto: los viejos lo creen todo; los adultos todo lo sospechan; mientras que los jóvenes todo lo saben. Ahora bien, con respecto a uno mismo, cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado; ya que la realidad es que los éxitos se los llevan los fuertes y el fracaso los débiles, y eso es todo.

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
Momento en el que no voy a dejar de hablar sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

PD: No lo digo yo... Lo dijo mi adoradísimo Óscar Wilde (Dublín, 1854 - París, 1900).

Friedensreich, encerrado en espirales





Una mañana como otra cualquiera escuché por primera vez su nombre. ¿“Hunder”… qué? Si la persona que lo mencionó – un hippy muy interesante, por cierto - no nos lo hubiera explicado a mi amigo y a mí, probablemente aún seguiría sin saber nada de este artista austriaco que después de tener más suerte que su familia, asesinada al completo en el holocausto, se dedicó a hacer diseños de escultura y pintura en edificios, sellos, ropa, banderas, libros, monedas, posters, (…) promoviendo un restablecimiento de las buenas relaciones del ser humano con la naturaleza (las plantas y otros tipos de vegetaciones forman parte imprescindible en sus creaciones arquitectónicas).

Hay repartidas obras suyas por Austria, Alemania, Japón, Estados Unidos, Israel, Suiza y Nueva Zelanda; sobre todo, en las fachadas es dónde se puede ver con claridad el máximo exponente de su arte, rechazando la linealidad, decorado todo con colores radiantes, junto con el uso constante de la expresión del individualismo. Según sus propias palabras: “la arquitectura estándar no puede denominarse como arte, y el diseño de cualquier edificio debería estar influenciado por la estética de cada uno de sus habitantes”.



Si hubiera que encerrarlo dentro de una corriente artística, se podría decir que este artista está dentro del surrealismo (en una espiral enorme como esas que tanto le gustaba pintar y a las que él llamaba "herramientas del diablo") y si tuviéramos que compararlo con otros (aunque las comparaciones sean odiosas) es imposible que se nos pasen por alto los nombres de Antonio Gaudí o Gustav Klimt.
Hundertwasser, un hombre reinventado a sí mismo, nos dejó en algún lugar del Pacífico Sur en el año 2000. Su legado, está ahí para disfrute de todos.

http://www.soloarquitectura.com/arquitectos/friedensreich_hundertwasser.html

sábado, 29 de noviembre de 2008

Anoche tuve un sueño

No, no soy la señora DeWinter y tampoco regresaba a Manderley. Dónde yo estaba el mar permanecía tranquilo, y su suave choque con la costa me regalaba armonía para mis oídos y calma para mi alma. Me invadía una extraña sensación de felicidad, estando allí pensaba que ya todo lo había vivido, que ya no me hacía falta ni nada ni nadie más. La belleza de todo cuánto me rodeaba sólo se podía explicar a través de la leyenda...

Sentada en las rocas hexagonales, la brisa me contaba la historia de los gigantes: Fionn MacCumhaill, el irlandés, y Benandonner, el escocés, enemigos declarados, se lanzaban piedras cada uno desde su orilla. Cierto día, el escocés decidió terminar con aquellos enfrentamientos de una vez por todas, atravesando el mar por la calzada que ambos habían creado. La esposa del gigante irlandés, Oonagh, que vio desde la distancia como el escocés superaba en grandiosidad y fuerza a su marido, urdió un plan desesperado. Disfrazó a Fionn de bebé para que Benandonner no lo encontrara. Cuando el escocés llegó, buscó y sólo halló una madre y un bebé de dimensiones descomunales, entonces comenzó su huida despavorida hacia Escocia, pues la visión de un bebé tan grande le hizo creer que su padre sería monstruoso. En la carrera por llegar a casa, sus pisadas fueron tan profundas que la parte de la calzada que estaba en mitad del mar se hundió, dejando para siempre separadas las costas de Irlanda y de Escocia.

La leyenda convertida en realidad a través de la tradición oral, que abuelos le cuentan a nietos y lugareños nos cuentan a los extranjeros. Eso fui yo la primera vez, una extranjera en tierra desconocida, pero las posteriores visitas me convirtieron en parte de ese mágico y enigmático lugar. Algún día, volveré de nuevo...
Fotografía: Giants' Causeway (County Antrim, Northern Ireland)







jueves, 27 de noviembre de 2008

Vidas curiosas I: Elvis Presley



Noche atezada 178 o Azabache 59 bien podrían haber sido los nombres de los tintes que Elvis utilizaba, porque aunque me pese revelarlo, Elvis era rubio. Este rubito, vino al mundo alrededor del mediodía del 8 de enero de 1935 (¡anda, otro “capri”!), con un gemelo, Jesse Garon - no Aaron - que nació muerto. Aaron sí que era el segundo nombre de Elvis, sin embargo, en su lápida aparece Elvis Aron Presley.


Contrariamente a como se dice, se piensa y se comenta no murió de un ataque al corazón consecuencia del consumo de drogas, sino que su corazón se paró debido a su hidropesía, enfermedad cuyos síntomas pueden acarrear enfermedades en el corazón, los riñones y el aparato digestivo.

Su primera canción la grabó (con su propia guitarra) como regalo de cumpleaños para su madre, Gladys, a la que siempre estuvo muy unido, por eso quiso que al morir lo enterrasen junto a ella. A pesar de dejar claros sus deseos, Elvis descansa entre su padre y su abuela.


Aunque nos parezca que Elvis estuvo toda su vida cantando, en realidad estuvo alejado de los escenarios 8 años (1961-69), tiempo en el que la arpía llamada Priscilla consiguió que se casara con ella. Una vez convertida en viuda, Priscilla no ha conseguido ser la única persona en el mundo con el derecho de hacer negocio con el nombre de su difunto marido. La sentencia de un tribunal londinense así lo mantiene tras ser rechazada la demanda que Priscilla presentó contra un vendedor inglés.


En vida, el “rey” amasó una gran fortuna y como muerto, según la lista Forbes, es el que más beneficios consigue con unas ganancias de más de 40 millones de dólares al año (le siguen de cerca Charles Schulz – el creador de Snoopy -, JRR Tolkien – ese que escribió el tocho sobre los anillos – y John Lennon – aquel inglés de gafitas redondas que cantaba con McCartney, Ringo y Harrison).


En los comienzos de esa leyenda urbana [que cuenta que Elvis no está muerto, o como dicen en la película “Hombres de negro” (1997), <<no lo está, simplemente volvió a casa>>] apareció Orión, o también llamado el Elvis enmascarado, cantante que comenzó su carrera inmediatamente después de morir el rey. Cantaba igual, sonaba de la misma manera, tenía ese idéntico acento del sur, hasta hablaba exactamente como Elvis. Tanto seguidores incondicionales como incrédulos creyeron ver en Jimmy Ellis a un resucitado Elvis, pero como no había parecido físico, y también para mantener ese aire de leyenda, le pusieron máscaras que ocultaban el rostro del cantante misterioso.


La película favorita de Elvis era una de Kubrick “2001, odisea del espacio” (1968) y mira tú por dónde, los números de la fecha de su ¿muerte? (16 de agosto de 1977) suman 2001… ¿A qué es curioso?

lunes, 24 de noviembre de 2008

Héctor y las náyades


Como cada día el joven Héctor, antes de ponerse a trabajar, hizo un alto en su camino para ver a las náyades nadar. Siempre tuvo cuidado, a él nunca las ninfas le vieron, esta vez no hubo suerte y éstas le reprendieron. Llamaron las mismas a Minerva, por ser de la inteligencia diosa, le pidieron sabio consejo y la divina ofreció otra cosa. Propúsole a Héctor un trato: ganar a la más rápida nayáde para un hombre libre ser, pues si la carrera perdía jamás volvería a ver. Aceptó el muchacho sin miedo, confiando en sus brazos veloces, pero éstos le fallaron y su vista perdió entonces.

Tras largos años de ceguera, Héctor a Minerva buscó, quiso visión implorarle el que sin vista a llorar aprendió. El fin de la búsqueda llegó cuando el joven arrepentido obtuvo de la diosa lo que durante años no había tenido (MRM'96).






jueves, 20 de noviembre de 2008

Me alejo... Para encontrar un día mejor

* Es hora de un cambio: el terreno dónde me encuentro ahora es de arenas movedizas que quieren arrastrar. Sin mapa, ni brújula. Con equipaje ligero, pues dejo aquí los malos recuerdos, me voy a otro lugar. Con días diferentes a los de ahora, con días mejores.


"Walking Away"


I'm walking away from the troubles in my life
I'm walking away oh to find a better day
I'm walking away from the troubles in my life
I'm walking away oh to find a better day


I'm walking away
Sometimes some people get me wrong
When it's something I've said or done
Sometimes you feel there is no fun
That's why you turn and run
But now I truly realise
Some people don't wanna compromise
Well I saw them with my own eyes spreading those lies
And well I don't wanna live a lie, too many sleepless nights
Not mentioning the fights, I'm sorry to say lady


I'm walking away from the troubles in my life
I'm walking away oh to find a better day
I'm walking away from the troubles in my life
I'm walking away oh to find a better day
I'm walking away


Well I'm so tired baby
Things you say you're driving me away
Whispers in the powder room baby
Don't listen to the games they play
Girl I thought you'd realise
I'm not like them other guys
Coz I saw them with my own eyes
You should've been more wise
And well I don't wanna live a lie, too many sleepless nights
Not mentioning the fights, I'm sorry to say lady
I'm walking away from the troubles in my life


I'm walking away oh to find a better day
I'm walking away from the troubles in my life
I'm walking away oh to find a better day
I'm walking away



domingo, 16 de noviembre de 2008

Tristezas



La definición de TRISTE es 'que denota o produce pesadumbre, melancolía'. Sinónimos: afligido, apenado, doloroso, injusto... Yo tengo mejores expresiones que tienen significados más parecidos.



- El corazón enamorado, sumergido en la nostalgia, que ya no quiere seguir latiendo cuando no es correspondido.

- La esclavitud disfrazada por la riqueza que acumulan por toneladas los avaros de las multinacionales, cuando son los pobres trabajadores, de un tal tercer mundo, los que pierden similar peso en suspiros que se escapan de sus almas.

- El llanto de un niño que llora por el hambre que le provoca comer de un plato vacío.

- Animales que duermen eternamente en las cunetas porque aquellos lugares no son otros que los últimos destinos del abandono.

- Esas jovencitas anónimas que ejercen el arte del oficio más antiguo del mundo porque necesitan devolverles favores demasiado caros a una mafia organiazada.

- Inocentes culpados, sin opción a defensa... Los que peor suerte corren, eligen menú a la carta horas antes de su ejecución.

- Ese hogar que una tormenta inundó, un tornado devastó o un terremoto destrozó, y nunca más proporcionará cobijo.

- Las esperanzas puestas en un mundo mejor que se hunden en la misma patera o cayuco en el que embarcaron desde tierras no tan lejanas.

- Un lugar, dónde el que no lleva un arma no puede ser valiente, el que no propina una paliza no es un hombre, el que no amenaza, extorsiona o comete atentados no tiene derecho a tener la razón.

- Diferencias culturales, sociales, raciales, políticas o religiosas, que en lugar de crear variedad, crean desigualdades.
Triste, ¿verdad?

jueves, 13 de noviembre de 2008

No more bad memories




¿No os ha pasado nunca que habéis querido que os hicieran un lavado de cerebro? Yo hubiera pagado por que me lo hicieran en más de una ocasión; tengo muchos recuerdos que no deberían estar ahí. Claro que, luego me pongo a pensar en las consecuencias: si me borrasen la memoria, no sólo perdería los malos recuerdos, sino que también perdería los buenos. ¿Qué me quedaría de aquel momento en que se me cayó el primer diente y me pasé toda la noche despierta, haciendo guardia para ver al ratoncito Pérez y éste justo apareció cuando me venció el sueño? Del mismo modo, no podría volver atrás para ver cuando me quitaron las ruedas auxiliares de la bici y me decían "pedalea, que yo te agarro", mientras llevaba un rato pedaleando sola. Perdería el intenso instante del primer beso con el chico más guapo del grupo y el mar como banda sonora de fondo. Aquel concierto en primera fila en los hombros de cierto galo descarado. Las curiosas circunstancias en que mis mascotas llegaron a mi vida. Unos padres emocionados y orgullosos el día de mi graduación. Lo diferente que fue vivir con tanto frío y tan lejos de casa. La sensación al conseguir la "L" de conductora novel ¡yujuuuuuuuuu!... Definitivamente, quiero mis recuerdos, al menos, quiero poder recordar los valiosos.

¿Qué me quieres decir?


Tu mirada me muestra tu estado de ánimo. Sé cuándo te invade la felicidad, porque la dejas escapar por cada poro de tu piel, culminando el momento con un brillo especial en esos dos órganos receptores de imágenes, al mismo tiempo que sonríes. Los instantes en los que el miedo o la incertidumbre hacen su aparición, también me los dejas ver a través de tus ojos: bien, bañados en lágrimas con las que se escapan la angustia, la pena y el dolor, o abiertos de par en par por la sorpresa.


Una caricia tuya me hace temblar, sentirme viva, saber que estás cerca. La palmada a tiempo en la espalda me reconforta, me recuerda que, en ciertas ocasiones, no actúo tan mal como pudiera parecer.


Si suspiras, me doy cuenta de que algo te pasa y normalmente ese algo no es bueno. Tu cansancio es visible cuando relajas todo tu cuerpo y no te mueves de allí dónde te has tumbado. Un bostezo, aburrimiento. Un vistazo rápido al reloj, tienes prisa. Un fruncido de cejas, no entiendes lo que yo te digo. Un chasquido, te acordaste de algo que pensabas que se te había olvidado.


Consciente o no, me lo dices todo sin decirme nada.

"When You Say Nothing At All"
It's amazing
How you can speak
Right to my heart
Without saying a word,
You can light up the dark
Try as I mayI could never explain
What I hear whenYou don't say a thing
[CHORUS:]
The smile on your face
Lets me know
That you need me
There's a truth
In your eyes
Saying you'll never leave me
The touch of your hand says
You'll catch me
Whenever I fall
You say it best
When you say
Nothing at all
All day long
I can hear people
Talking out loud
But when you hold me near
You drown out the crowd (The crowd)
Try as they may
They could never define
What's been said
Between your
Heart and mine
[Repeat chorus twice]
(You say it best
When you say
Nothing at all
You say it best
When you say
Nothing at all)
The smile on your face
The truth in your eyes
The touch of your hand
Let's me know
That you need me
[Repeat chorus]
(You say it best
When you say
Nothing at all
You say it best
When you say
Nothing at all)
The smile on your face
The truth in your eyes
The touch of your hand
Let's me know
That you need me
(You say it best
When you say
Nothing at all
You say it best
When you say
Nothing at all)