viernes, 4 de febrero de 2011

Mircrorrelatos X

· Cuando las ranas críen pelos
y los saltamontes plumas ·

.*.*.*.

Hay ocasiones en las que las cosas no te salen como esperas. Trabajas duro para conseguirlas, aunque no ves recompensa por ninguna parte; ruegas al cielo algún tipo de ayuda y ésta parece que no va a llegar hasta que las ranas críen pelo. Eso es lo que le pasaba a Mario. Procuraba hacerlo todo lo mejor que sabía y nada, sin resultado favorable. Cansado, sin decirle nada a nadie, se montó en su moto sin rumbo aparente. Tres días más tarde llegó a las puertas del infierno. Cuando llamó no le abrió nadie. Gritó y exigió una entrevista con el mismísimo Belcebú. _'¡Tiene asuntos más importantes que atender, lárgate!'_ dijo una voz desde detrás del material blindado de las puertas. _'No me marcharé hasta que pueda hablar con Lucifer. Desde arriba no he obtenido respuestas, así que quiero hacer un trato con él'_. Las puertas se abrieron y el dueño de la voz, un hombre bajito y grotesco, le acompañó a una sala con muchos espejos por todas partes. Le pidió que esperara. Don Satán apareció vestido de estar por casa, batín y zapatillas a juego (rojas, sin duda) y le permitió que se explicara. _'Siendo buena persona no he llegado lejos. Quiero éxito, mujeres, dinero... Merezco el triunfo y estoy dispuesto a darte mi alma a cambio de todo'_ expuso Mario. El diablo le contestó _'Amigo, me honra tu visita y agradezco el largo viaje, pero no estás en ninguna de nuestras listas. Si alguien no aparece en ellas es muy difícil que pueda hacerlo; tendría que helarse en infierno para eso y como comprenderás, no estoy dispuesto a que eso suceda'.

.*.*.*.

7 comentarios:

joselop44 dijo...

Me ha gustado el relato. Hace unos días he vuelto a este mundillo, y veo que tú sigues en él.
Un abrazo guapa!

ulises dijo...

¡Coño! este es el argumento de los casting de Telecinco.

Dalo dijo...

ajja buen relato, creo que simplemente esas cosas que Mario busca no son para él. Saludos.

David dijo...

Mario es como tantos otro hombre gris, bienvenido al club.

Quequieresquetediga dijo...

Ya no se puede fiar una ni del mismisimo diablo, ¡con lo que a el le gustaba hacer pactos!

Petardy dijo...

Todo tiene solución y si es necesario se va uno hasta los confines de la tierra conocida para poner remedio.

Petardy dijo...

Todo tiene solución y si es necesario se va uno hasta los confines de la tierra conocida para poner remedio.