martes, 24 de abril de 2012

Microrrelatos XIII

· Bocados de realidad ·

Una vez más la vida me lleva ventaja, tiene mejores cartas y aunque yo intente hacerle trampas con planes maestros se da cuenta y cambia la jugada. Lo peor es que tampoco lo hace con juego limpio. Cuando me pilla tramando las trampas me golpea y me tumba. En el suelo, inmóvil me agarro a la esperanza, haciéndome ilusiones, llevando a cabo planes imposibles, pienso que me voy a comer el mundo y aún así lo único que mastico son bocados de realidad. No consigo levantarme. Me aferro a las lágrimas que previamente derramo para aplacar la sed que la realidad me provoca. Es un material frío, rígido y cruel. Estoy tan agotada que no me doy cuenta: al derribarme la vida me obliga a abrazarla.





3 comentarios:

Juanjo dijo...

La vida siempre hjuega con ventaja pero a veces se puede preveeer su jugada
Besos

Seo dijo...

la vida es muy cabrona, así de claro...
se empeña en hacernos malas jugadas

un beso niña

Petardy dijo...

*JUANJO* Pues me vas a tener que enseñar algunos trucos para que pueda adelantarme en el juego.

*SEO* ¿Cabrona? No, lo que es, es muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy cabrona. O eso, o es que siempre pagamos justos por pecadores.

Besitos para repartir.