miércoles, 10 de octubre de 2012

Odio vs. Amor

Una misma esencia: el ser humano. Una razón de sus sinrazones: la dicotomía que lo mantiene dividido. Una posible solución: mantener el equilibrio, no odiarlo todo ni amar total y absolutamente.


No sé como se rige el resto del mundo, mal viendo los resultados de lo que me rodea, pero yo he decidido olvidar y perdonar. Ya no recuerdo los nombres de quienes me hicieron daño, por lo que he dejado de odiarles. Tampoco me vuelco con los que tengo cerca, a media distancia o lejos, porque ya no les quiero de manera desmedida.

He dejado de moverme en un lugar onírico, tengo los pies en la tierra y me mantengo alerta. Pocos son los sentimientos que me ligan a alguien, pero les trato con ternura. Menos los de aversión que me profesa la gente, y sin embargo, no me olvido de poder rechazar lo que me aleje de la armonía. 

Se podría decir que he encontrado en el camino el lugar exacto entre los desprecios y   el afecto y, por el momento, me quedaré aquí por un tiempo.



5 comentarios:

Juanjo dijo...

O)bviamente si tu crees que has encontrado tu lugar,lo mejor que puedes hacer es permanecer en el,me parece una postura totalmente coherente
Besos

Juan dijo...

Yo nunca he sentido el sentimiento de odio por algo o alguien y me alegro muchisimo de ello, creo que esta claro como en todo en esta vida que el termino medio es el idoneo pero es tan dificil conseguir eso. Un besazo.

ulises dijo...

"Odi et amo" Catulo dixit. La foto que has puesto es muy original.

Curvitas dijo...

A alguien le toca actualizar su blog... así que vaya moviéndose, señorita, y a escribir se ha dicho.
¿Odio? ¿Amor? No quiero malgastar odiando un tiempo que podría pasar amando a una persona que se lo merezca.

Un beso grande, niña

Curvy

Petardy dijo...

*Juanjo* Encontré el lugar y aquí sigo tranquila... Ya era hora.

*Juan* Afortunado por no conocer el odio. Yo no me arrepiento de haberlo sentido, pues ahora sé mejor distinguir entre lo que me conviene y lo que no.

*Ulises*Odio y amor, ambas caras de una misma moneda.

*Curvy* ¡No sabes cuánto me alegra tenerte de vuelta! Me pongo manos a la obra para escribir alguna entrada prontito.