jueves, 13 de noviembre de 2008

No more bad memories




¿No os ha pasado nunca que habéis querido que os hicieran un lavado de cerebro? Yo hubiera pagado por que me lo hicieran en más de una ocasión; tengo muchos recuerdos que no deberían estar ahí. Claro que, luego me pongo a pensar en las consecuencias: si me borrasen la memoria, no sólo perdería los malos recuerdos, sino que también perdería los buenos. ¿Qué me quedaría de aquel momento en que se me cayó el primer diente y me pasé toda la noche despierta, haciendo guardia para ver al ratoncito Pérez y éste justo apareció cuando me venció el sueño? Del mismo modo, no podría volver atrás para ver cuando me quitaron las ruedas auxiliares de la bici y me decían "pedalea, que yo te agarro", mientras llevaba un rato pedaleando sola. Perdería el intenso instante del primer beso con el chico más guapo del grupo y el mar como banda sonora de fondo. Aquel concierto en primera fila en los hombros de cierto galo descarado. Las curiosas circunstancias en que mis mascotas llegaron a mi vida. Unos padres emocionados y orgullosos el día de mi graduación. Lo diferente que fue vivir con tanto frío y tan lejos de casa. La sensación al conseguir la "L" de conductora novel ¡yujuuuuuuuuu!... Definitivamente, quiero mis recuerdos, al menos, quiero poder recordar los valiosos.

3 comentarios:

Nadiemeentiende dijo...

Y aunque a muchos nos parezca desalentador no somos más que esos recuerdos, un cúmulo de circunstancias a través de los años almacenadas en nuestras cabecitas. Incluso ahora mismo somos un recuerdo de lo que seremos en un futuro. Para mí son como una pequeña y personal historia del mundo. No dudes en utilizarlos como combustible en tu presente diario.

"La vida sería imposible si todo se recordarse. El secreto está en saber elegir lo que debe olvidarse"

Besitos de chocolate con nata ;-)

Petardy dijo...

M gusta esa frase, seguro k'alguna ocasión futura será propicia pa'poder usarla. Ahora bien, olvidaré eso d lo dl xocolat kn nata... Mira k hay sabores wenos pa'poder mezclarls kn l xoco, ayayay!

Bss

José Santos Chocano dijo...

Ser río que corre, ser nube que pasa, sin dejar recuerdos ni rastro ninguno, es triste, y más triste para el que se siente nube en lo elevado, río en lo profundo.