domingo, 17 de octubre de 2010

Vidas curiosas IX

¿No habéis jugado nunca a las palabras encadenadas? El juego es fácil. Alguien te dice una palabra y tú tienes que contestar con lo primero que se te pasa por la cabeza, el siguiente con lo que se le ocurre con tu respuesta y así hasta acabar los turnos. En ocasiones, el resultado es una cadena de palabras bastante divertida. Por ejemplo, si me dijesen 'verde' pensaría en bosque; con bosque diría 'Sherwood'; a 'Sherwood' le añadiría 'Robin Hood'; con 'Robin' lo primero que me vendría a la cabeza sería 'malla' y el resultado final de la cadena... ¿Quién sería? ¿Quién tiene el honor de haber sido la persona a la que mejor le han sentado unas mallas verdes y se ha paseado por los bosques de Sherwood siendo el Robin Hood más original de todos los tiempos? Sin duda, Errol Flynn.
En la semana que hoy termina se han cumplido 51 años de la desaparición de este actor, cuya vida estuvo rodeada de eventos que, si no se pueden considerar curiosos, fueron bastante escandalosos.


El 20 de junio de 1909, en el seno de una familia acomodada, vino al mundo Errol Leslie Thomson Flynn en la antigua cuidad de Hobartown (hoy, simplemente Howart), capital del estado insular de Tasmania (Australia). Nunca fue un niño disciplinado y lo expulsaron de todos los colegios australianos y británicos a los que asistió [tras ser expulsado de Eton College (Londres), terminó estudiando en París]. Su carácter de vividor bohemio, aventurero e impulsivo se desarrolló aún más en su adolescencia. Gran aficionado a los deportes, en 1928 pudo haber representado a su país en la modalidad de boxeo para los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, pero como la disciplina era algo que nunca había podido hacer liga con él, reusó la propuesta. Por un tiempo trabajó como secretario marítimo de Australia, sin embargo, viajar por el mundo como cazafortunas era algo que le atraía mucho más. De esta forma, tuvo que buscar empleos como pescador, mozo, capador de reses, friegaplatos, boxeador profesional, fontanero, supervisor de una plantación de tabaco o buscador de oro para subsistir. Su espíritu intrépido le llevó también a probar suerte en el teatro. Su apariencia y su porte atlético llamaron la atención de un productor australiano que le dio la oportunidad de aparecer en su primera película, el drama 'In the Wake of the Bounty' (Charles Chauvel, 1933). Este trabajo entusiasmó tanto a Errol que decidió mejorar sus dotes interpretativas en la compañía británica Northampton Repertory. No pasó mucho tiempo hasta que un cazatalentos de la Warner Bros se fijó en la histriónica personalidad y los innegables atributos físicos de aquel atractivo joven. Su debut en tierras californianas, 'Capitán Blodd [Captain Blood]' (Michael Curtiz, 1935) formaría un exitoso trío cinematográfico entre el actor, el director y su compañera de reparto, Olivia de Havilland, para el género de acción/aventuras. Otros títulos de los tres juntos: 'La carga de la brigada ligera [The Charge of the Light Brigade]' (1936), 'Robin de los bosques [The Adventures of Robin Hood]' (1938), 'Dodge, cuidad sin ley [Dodge City]' (1939), 'La vida privada de Elizabeth y Essex [The Private Life of Elizabeth and Essex]' (1939) & 'Camino de Santa Fe' [Santa Fe Trail] (1940).



El galán y héroe de la pantalla fue protagonista de bastantes enfados y envidias entre bastidores a causa de su desbordante y desafiante personalidad. En una ocasión llegó a declarar que 'en Hollywood tienen mucho respeto por los muertos y ninguno por los vivos'. Aficionado al alcohol, las drogas y las mujeres, llegó a admitir que le gustaba el whisky viejo y las mujeres jóvenes. El año 1942 marcó un antes y un después para Errol Flynn. Fue acusado de estupro, juzgado en un escandaloso juicio y absuelto de los cargos de violación a las jóvenes y menores Betty Hansen y Peggy Satterlee, cuyas dudosas reputaciones fueron la mejor defensa del actor ante un jurado popular.



Su corazón, más grande de lo normal, le impidió participar en la 2ª Guerra Mundial y el actor prosiguió su prolífica carrera, en su mayoría, con papeles de héroes. Más títulos de su filmografía: 'El príncipe y el mendigo [The Prince and the Pauper' (William Keighley, 1937), 'The Dawn Patrol' (Edmund Goulding, 1938), 'Las hermanas [The Sisters]' (Anatole Litvak, 1938), 'Oro, amor y sangre [Virginia City]' (M. Curtiz, 1940), 'The Sea Hawk' (M. Curtiz, 1940), 'Murieron con las botas puestas [They Died with Their Boots On]' (Raoul Walsh, 1941), 'Jornada desesperada [Desperate Journey]' (R. Walsh, 1942), 'Gentleman Jim' (R. Walsh, 1942), 'Persecución en el Norte [Northern Pursuit]' (R. Walsh, 1943), 'Al filo de la oscuridad [Edge of Darkness]' (Lewis Milestone, 1943), 'Gloria incierta [Uncertain Glory]' (R. Walsh, 1944), 'San Antonio' (David Butler, 1945), 'Objetivo: Biemania [Objective, Burma!]' (R. Walsh, 1945), 'Río de plata [Silver River]' (R. Walsh, 1948), 'El burlador de Castilla [The Adventures of Don Juan]' (Vincent Sherman, 1948), 'Montana' (Ray Enright, 1950), 'Cerco de fuego' (W. Keighley, 1950) 'Kim de la India [Kim]' (Victor Saville, 1950), 'La isla de los corsarios [Against All Flags]' (George Sherman, 1952), 'El señor de Ballantry [The Master of Ballantree]' (W. Keighley, 1953), 'Fiesta [adaptación de la novela de E. Hemingway The Sun also Rises]' (Henry King, 1957), 'Noche en la Habana [The Big Boodle]' (Richard Wilson, 1957), 'Las raíces del cielo [The Roots of Heaven]' (John Huston, 1958) y 'Cuban Rebel Girls' (Barry Mahon, 1959). En su última película, un documental que él mismo produciría y dirigiría, 'The Truth About Fidel Castro Revolution' (1959) muestra la realidad cubana de finales de los 50, con tintes pro-castristas y, sobre todo, una prueba más de alguien que siempre hizo lo que quiso, cuando quiso y con quién quiso. Errol convertido en intrépido reportero, mientras que en la vida real tenía cientos de acreedores y los excesos hacía mucho que dejaban sus huellas.



En el terreno personal se casó en tres ocasiones (con las también actrices Lili Damita, Nora Eddington y Patrice Wymore) y tuvo cuatro hijos: los malogrados Sean [31 de mayo de 1941, Los Ángeles - 6 de abril de 1970, Camboya; actor y periodista, que desapareció mientras trabajaba como reportero durante la Guerra de Vietnam] y Arnella [25 de diciembre de 1953, Roma - 1998, Jamaica; modelo, metida en el mundo de las drogas, que se casó con el fotógrafo Carl Stoecker y fue madre de Luke en 1976], & Deirdre [10 de enero de 1945, México Distrito Federal; diseñadora] y Rory [marzo de 1947, fotógrafa, autora de una biografía sobre el lado amable de su padre y madre del también actor Sean Flynn _14 de julio de 1989, Los Ángeles, conocido por su papel en la serie 'Zoey 101'_].

Pasó los últimos meses de vida embarcado en su más preciado tesoro, su yate 'Zaca' (que Orson Wells le había pedido prestado para 'La dama de Shangai', 1948) hasta que las deudas le obligaron a negociar su venta. Obtuvo la oferta de un magnate canadiense y cuando llegó a la costa de Vancouver [14 de octubre de 1959], sufrió un ataque al corazón que acabaría con la vida del aventurero.

Fue su hija Rory, la que escribió que su padre 'nunca recibió el reconocimiento de sus compañeros, que no asistió a una ceremonia en su honor y que jamás fue nominado (...) Sin embargo, su carrera, que definió un arquetipo masculino concreto, al dejar siempre su toque en sus películas, de hecho, creó una serie de virtudes viriles que aún hoy en día son materia de muchos sueños'. http://www.inlinkeflynn.com/flynn.html


11 comentarios:

Angie dijo...

sí que sabes cosas de errol flynn! yo solo sabía que era Robin Hood y poca cosa mas..

Julia dijo...

A mi me encanta como actor, tan guapo, tan simpático, en esa época dorada de Hollywod... Su vida todo un descubrimiento, menudo tipo más completito, nada que ver con la imagen que daba en las pelis.
Me ha gustado saber los detalles que comentas.
Saludos

El chico de ayer dijo...

Yo siempre he sido más de Jack Lemmon, pero como siempre, es todo un placer aprender y entretenerse con las cosas que nos cuentas. El juego ese de las palabras, lo voy a poner en práctica con mis sobrinos, a ver qué tal se les da a los peques eso de encadenar lo primero que se les ocurra. ¡Miedo me dan! Un abrazo.

Juanjo dijo...

Sin duda alguna una vida muy intensa
¿que hay de cierto en la leyenda urbana acerca de como tocaba el piano en sus inumerables juergas?
Besos

Camy dijo...

.Guapo. Realmente un bellezón.
A otro que tampoco le quedaban mal las mallas y calzones por fuera era a C.Reeve. Superman.
un beso

VgGIrL dijo...

Muy interesante la historia de este hombre, la hizo de todo e hizo de todo jeje
Aunque yo nunca había escuchado hablar de él :S, creo que me falta más cultura cinematográfica
Saludos :D

Fiebre dijo...

Dremíadelamorhermoso!

Menos mal que me has ilustrado algo, jamía, porque a mí me hubieran dicho "verde" y sólo se me ocurre ¡guardia civil!

Y no veo yo a Errol Flynn con tricornio...

Dalo dijo...

Una materia pendiente en mi vida ver Robin Hood. Después de leer el post tengo más obligación de verla. Saludos.

Arwen dijo...

Me gustaban sus películas que veia en mi niñez....y me gusto saber mas de él...un abrazo guapa....

Quequieresquetediga dijo...

Caramba, menuda vida mas ajetreada,este hombre era como el caballo de Atila; menos mal que siempre me ha caido mejor Gene Kelly.

Petardy dijo...

El éxito, las preferencias y debilidades siempre fueron, son y serán una mezcla explosiva. Su vida personal le llevó a parecer un viejo con menos de 50 años, pero aún así siempre será el actor que se me vendrá a la cabeza cuando piense en el cine de aventuras.