martes, 9 de noviembre de 2010

Microrrelatos III

· El olor de la mañana ·
*****
El café recién hecho de doña Elvira me transporta desde la cama hasta el alféizar para abrir la ventana de par en par. Entran en la habitación los aromas de pan del día y bollos tiernos de la panadería que hay a la vuelta de la esquina; los tufillos de los pañales usados del bebé del tercero; los olores del exterior a tubos de escape y perfumes baratos de imitación que camuflan el sudor del estrés. Huele a vida que comienza, a rutina de vecindario, a gente que acaba de despertarse o empieza su día a día. Tú aún duermes. Cierro la ventana. Me acerco de nuevo a la cama, me inclino y te olfateo; primero el pelo, luego la espalda. Ese es el bálsamo que más me gusta. Por más esencias que se cuelen por las rendijas, yo me deleito oliéndote a ti. Eres mi olor favorito de la mañana.
*****


*****

8 comentarios:

Juanjo dijo...

Que importantes son los olores aunque a veces no nos demos cuenta de ello
Bonito relato
Besos

Juan dijo...

Hola bonita!
No hay mejor olor, mejor despertar que tener a la persona que uno quiere al lado y simplemente disfrutar de esos olores....
Muy lindo!
BESOS BONITAAAAAAAAAAAAA!!

JuanchO!

Carla dijo...

¡Qué bonito! :)
Me encanta oler a los demás ^^ Adoro llevar la ropa de otra persona y que tenga su olor o cuando abrazas a una persona y sientes su aroma :)
Un encanto de texto ;)

crittervenudo2 dijo...

Qué bonito coño!!!

ulises dijo...

Olor corporal mañanero. Eso es adictivo.

VgGIrL dijo...

Me gusta! Me gusta!!
Pequeños elementos de la vida cotidiana que le dan el sabor a la vida
Saludos :D

Petardy dijo...

Una vez escuché que el ser humano era un sol y sus sentidos los planetas de ese peculiar sistema solar :)

El chico de ayer dijo...

Es bueno ponerle a todo los 5 sentidos, y el del olfato es igual importante que el resto.