lunes, 29 de noviembre de 2010

Microrrelatos V

· Su amor verdadero ·



Había tenido relación con cinco ó seis chicos, quizás diez, hubo un momento en que dejó de contarlos. Fue mientras se veía con el último cuando le entraron unas ganas enormes de ser madre. Con trabajo estable y edad adecuada no había nada que pudiera impedirle tomar la decisión. Lógicamente, el progenitor no quiso saber nada del asunto, pero no importaba, seguiría adelante sola, como siempre. Durante el embarazo prefirió que no le desvelaran el sexo del bebé que esperaba y entre náuseas, ecografías, visitas a la matrona, ácido fólico y pintar la habitación de amarillo pastel no tuvo tiempo de querer averiguarlo.Rompió aguas un trece de diciembre, sus amigos José y Lucía la llevaron al hospital. Después de tres horas de parto natural, sin epidural, la dieron a su bebé. La primera vez que tuvo a Eric en sus brazos fue cuando supo que él sería, de ahí en adelante, su único amor verdadero.

10 comentarios:

Mistral dijo...

Un lazo de sangre que perdura siempre.

Un placer leerte

ulises dijo...

Amor incondicional.

Juan dijo...

Que ternura! me causo mucha ternura! Gracias por compartir esto!

Muaaaa hermosa!

Juancho!

Nora dijo...

Es muy bonito y además muy actual. Cada vez más las mujeres se atreven solas a un hijo como a muchas otras cosas más
Está muy bueno el microrrelato, preciso y acabado ¿quien soy yo para hacer este comentario? bueno es que me gustó como está escrito
Un beso

David dijo...

Indiscutiblemente sera el gran amor de su vida...me gusto muchisimo como lo relataste...

Hasta siempre

El Mar no Cesa dijo...

Que bonito, de verdad. La foto, y como lo escribes...
Cuando lo has sentido, es maravilloso: para los Eric del mundo, que son la razon de vivir y ser cada dia mejores.
Un abrazo...
Mar.

Carla dijo...

Es una historia preciosa :)

Dalo dijo...

Gran relato, ojala que Eric corresponda ese amor. Saludos.

Angie dijo...

ademas de verdad!!! será el unico hombre al que quiera hasta que se muera y él único al que le perdonará todo!

Bonito relato y preciosa foto por cierto!

Besos. Angie.

Petardy dijo...

A estas alturas de la película ni soy ni creo que vaya a ser madre, pero estoy convencida que todas la mamis (y papis) conocen lo que es el amor verdadero a través de sus hijos. Disfrutad todos los que tengáis un 'Eric', que se hacen mayores muy rápidamente, y ayudadles a crecer para que se conviertan en personas que merezcan la pena.