lunes, 6 de abril de 2009

Mi primer amor

Desde pequeñita ya apuntaba maneras, aunque la culpa no fue toda mía, era mi madre la que me ponía frente al televisor para que yo embelesara a la familia con mi baile y mis monerías de bebé. ¿Qué de que estoy hablando? De la primera vez que me volví loquita por los huesos de un muchacho. Hasta dónde alcanza mi memoria no recuerdo casi nada de esos momentos (esa tele enorme –en color- en la esquina del modesto salón es lo que no olvidaré nunca), pero luego, mi gente, me ha contado la anécdota cientos de veces. Allí estaba yo, 21 meses después de haber llegado al mundo, con chupete en boca y pañal de cintura hacia abajo, logrando que toda señal de vida en la casa se paralizara para contemplarme mientras le tiraba besitos al “waperas” de la pantalla. Me sabía la canción de la serie de carrerilla… “Corre muchacho ya, no te detengas más…” y apostaría lo que fuese a que mis primeras palabras en lugar de “mamá” o “papá” fueron “Orzowei (*), guapo!¡¡¡!” Unos cuatro años más tarde, le sería infiel al niño de la Sabana africana al descubrir el póster de James Dean en casa de mi tía. El chico rebelde le ganó la partida al chico silvestre.




(*) Peter Marshall, el actor que daba vida a Orzowei, de padres italianos, nació en Kenia al final de la década de los 50. Tras saltar a la popularidad con la serie homónima al personaje en 1976 (en España no fue emitida hasta septiembre de 1978, en sustitución de “Mazinger Z”) poco más se sabe de él. Sin embargo, yo no me olvidaré de ese muchacho –mezcla de Boy, el hijo de Tarzán, y Mowgli, el de “El libro de la selva”- que tanto me ayudó a proporcionarle momentos de deleite a mis padres, mi abuela, mis tías y mis primos mayores mientras me veían cantar y bailar frente al televisor cada tarde de sábado.


http://www.youtube.com/watch?v=AiAU2UPPK0U

8 comentarios:

El chico de ayer dijo...

Me acuerdo de esa serie y ha sido como muy enternecedor volver a escuchar esa canción. ¿La cantaban Enrique y Ana?

Quequieresquetediga dijo...

En serio que te gustaba Orzowei? Demasiado asilvestrado, no? A mi el que me robo el corazon fue "El Halcón callejero". Besos.

joselop44 dijo...

Recuerdo la serie más por la canción que por la serie misma. Normal que me llamara la atención menos que a ti.
Saludos

Emma dijo...

Yo era algo más mayor que tú jajaja, pero también me gustaba Orzowei y me sabía la cancioncilla...
Juventud divino tesoro...
un besote petardy.

jose dijo...

Uf, ya ha pasado tiempo... no recuerdo demasiado bien la serie aunque sí el nombre y la canción, pero claro, mi memoria es un desastre. Curioso amor el tuyo... de Orzowei...
Un abrazo

Acuarius dijo...

Me encantaba esa serie, tenia algo que me embrujaba, verla era como sentir deslizarse un chorro de chocolante blanco dulce y liquido por mi garganta sin cesar.

La Morada dijo...

ja ja ja ja Cómo me has hecho reír con esta anécdota!! ja ja ja

Petardy dijo...

El chico de ayer: no tengo ni idea de quién cantó la canción por aquí. Sé que es la traducción de la original (italiana), pero por lo demás...

Quequieresquetediga: si me gustaba tanto o no recuerdo más bien poco, es lo que me cuenta mi familia. Ellos lo recuerdan mejor. En cuanto al hálcón, eso me pilló más mayorcita y lo que me gustaba era su moto.

joselop44: por qué normal??? También estaban las amigas de Orzowei cuando él se integraba en la civilización. Va a ser que tú eras más de Laura Ingalls, no?

Emma: año arriba, año abajo, lo que importa es que siempre mantengamos joven el espíritu y sepamos recordar tiempos pasados con una bonita sonrisa. Otro besazo para tí, guapa!

jose: yo no recuerdo haber estado tan colada por el muchachito, pero mi cajón desastre de la memoria sabe que yo repetía esa canción una y otra vez. Muuuuuuuuaca!

Acuarius: si yo recuerdo la serie es por lo que me cuenta mi gente, lo que sí tengo más frescos son los momentos de karaoke con el cassette de la BSO; me pasaba todo el día con la canción! :/

La Morada: me alegra que te divirtiera la anécdota. No te creas que no me da un poco de vergüenza recordar que me ponían frente a la pantalla para que les diera un recital... Con lo mal que canto!!!