lunes, 28 de septiembre de 2009

El suelo bajo mis pies






No es una superficie demasiado firme, pero tampoco de arenas movedizas. Mi vista se pierde a lo lejos cuando, al contemplar una hilera de piedras diferentes en formas y tamaños, me distraigo y me resulta el camino más ameno y algo menos dificultoso. Si me muevo con cuidado hasta puedo avanzar, sin problemas, unos metros. A veces, me gusta quedarme parada, aguantando el equilibrio sobre un solo pie, mirar lo que tengo a mi alrededor, observar a la gente que de vez en cuando pasa cerca y, sobre todo, lo que más me gusta, es disfrutar de la caída del sol desde algún privilegiado lugar que me haya encontrado por casualidad.


Es un recorrido, la mayor parte del tiempo, ascendente y por eso me tengo que apoyar, como la que no quiere la cosa, en hombros que pasan por mi lado del camino. Mis ojos hacen de objetivo para la tarjeta de memoria de mis recuerdos, guardando conversaciones, experiencias con otros caminantes y momentos memorables de visita en otros parajes, aunque, en ocasiones, pueden pasar meses hasta que halle paisajes que realmente merecen la pena o conozca a gente con la que poder entablar conversación y comenzar una sincera amistad; ni a unos ni a otros les presto ni la más mínima atención si me dan indicios de no ser interesantes.


Me gusta el camino en primavera, cuando la nieve, que lo cubría todo con su manto blanco, va permitiendo que a mi paso aparezca un mundo de mil colores; cubiertos de copos helados, lugares o personas, resultan algo misteriosos, pero mucho menos sinceros bajo el disfraz de la nieve [lo mismo, el frío actúa de anestesia, merma las verdaderas intenciones de los viandantes y encubre las grietas de los muros que hay levantados a uno y otro lado del camino]. El suelo bajo mis pies es aún terreno desconocido.


9 comentarios:

REBELDE dijo...

Olá também gosto de passear pelo teu blog Beijos rebelde.

joselop44 dijo...

Te diría qu eya va siendo hora de que conozcas el terreno que pisas, pero sería la opción más fácil y menos meditada. La experiencia nos dicta que en realidad, nunca llegamos a conocer bien del todo el terreno por donde transitamos. Lo importante es que lo sabes, y eso te mantendrá alerta para no resbalar o tropezar con alguna piedra atravesada malintencionadamente.
Un abrazo.

Mundo Animal. dijo...

´´´´´´´´´´´´´,;****,´´´´
´´´´´´´´´´´´,*¨¨,“¨¨*,´´´
´´´´´´´´´´´,**¨¨¨@“;“;;-…
´´´´´´´´´-,¨**¨¨¨¨“)““-““““
´´´´´´´´//,***¨¨¨¨*
´´´´´´´(,(**/*“¨““¨¨*
´´´´´´((,*/*;);*)¨¨¨¨*
´´´´´((,**)*/**/¨¨¨”¨*
´´´´,(,****.:)*¨¨¨¨¨¨*
´´´((,*****)¨¨¨¨¨¨¨*
´´,(,***/*)¨*¨¨¨¨,¨*
´´,***/*)¨*¨¨,¨*
´)*/*)*)*¨¨*
/**)**¨¨“\\)\\)
*/*¨¨¨¨,...)!))!).....,(
“,¨¨¨¨_)--“--“------/_. ..........

VAYAA ENTRADA GENIALL
TE DEJO MIS SALUDOSS
QUE TENGAS UNA LINDA SEMANAAA
CHRISTIANNNN

Logan y Lory dijo...

El camino de la vida siempre tan desconocido y a la vez tan apasionante verdad?
Bonita entrada..

Abrazos.

Manuel dijo...

El camino sera firme en la medida que confiemos en nosotros mismos. La experiencia da esa firmeza.
Cuando empiezas el camino es frágil y parece muy largo. Cuando has caminado no solo veras las encrucijadas,sino que ayudaras a otros en su andadura.
Me gusto tu entrada. Saludos y gracias por seguir mi blog.

Musa dijo...

A veces la mejor forma de andar sobre suelo desconocido es ir dando pasos que ya conoces, hacer cosas corrientes para no darnos cuenta que nos adentramos en territorio extraño.
Un placer leerte!

VgGIrL dijo...

A mi me gusta pensar en qué seguirá después.. cómo seguirá el camino que me toque mañana? Es divertido tratar de imaginarlo, y es aún más emocionante ya estar parada sobre él y ver qué pasa

Saludos :D

Petardy dijo...

Un buen camino es aquel que nos debe enseñar la mejor forma de llegar y nos puede enriquecer mientras lo estamos cruzando. Besos grandes para repartir.

Fermín Gámez dijo...

Me gusta eso del suelo bajo los pies de uno pero también eso que mencionas de los hombros en que tenemos que apoyarnos a veces. Y los hombros de los demás están muy por encima del suelo.