lunes, 9 de febrero de 2009

El origen de las hadas

El origen de la palabra "hada" está en el vocablo latino "fata", que posteriormente derivaría en "fatum". El significado en esta época era "el hado", "el destino" y en el medievo hacían referencia al término si querían hablar de "una diosa". Al fin y al cabo, un hada no es otra cosa que un ente femenino, que posee ciertos poderes sobrenaturales y mágicos en pro del bien de la naturaleza o de algún/na pobre desvalido/a al que le haga falta ayuda.
Si viven en fuentes las conocemos como Ninfas, a las del bosque Dríades; las que moran en los siete mares son Sirenas; las hadas del viento son las Sílfides; al rondar por cuevas se las conoce como Lamias; las de la Luna son las hadas Isilwen y las del fuego las Salamandras. Las imaginamos menudas, aladas y etéreas; según nuestra cultura las llamamos: "fairy", "fata", "fada", "die Fee", "fée","peri", "sacia", "golja", "anjana"... Y en realidad, da igual como imaginemos y llamemos a un hada porque nunca dejará de ser una criatura fantástica.


Hadas de nuestra memoria: Está Glinda, el Hada buena del Norte que llega dentro de una burbuja mágica a la tierra de Pequeñilandia para socorrer a la indefensa y perdida Dorothy. También está Titania, la reina de las Hadas, que cae hechizada por el jugo de la flor del amor, y bajo el encantamiento, se llega a enamorar de un burro al despertarse del sueño de una noche de verano. No hay que olvidar al Hada Madrina que con golpe de varita le confecciona a Cenicienta el conjunto perfecto para deslumbrar al príncipe en el baile. Y, como no, Tinkerbell o Campanilla, sin ella no hubiera sido posible toda la aventura de Wendy y sus hermanos, ¿de qué otra forma habrían viajado desde Londres hasta el país de Nunca Jamás, si no es gracias al polvo de hada mágico?

6 comentarios:

joselop44 dijo...

Muy bonito este paseo por el fantástico mundo de las hadas. Quien no ha deseado alguna vez ser tocado por la varita mágica de una de ellas para salir de algun percance.

Petardy dijo...

Hay ocasiones en la que somos nosotros mismos los que llevamos la magia en nuestro interior y sólo hay que averiguar la manera de que vea la luz.

Have fun :o)

Byron y Xinver dijo...

Nos encanta el origen de las palabras. Y la mitología de las hadas parece como una mitología "en pequeño". La primera ópera de Wagner (que es de corte muy distinto a las posteriores) se llama DIE FEEN (las hadas). Wagner recurrió a todo el ente fantástico muchas veces: en todo el anillo del nibelungo, y en otras óperas (lohengrin, tannhäuser). Uf no sé por qué me he ido por ahí...
Abrazos.

Nadiemeentiende dijo...

A ver..."hay ocasiones..." ... ... "de que vea la luz". Perfe. Apuntada.

Billones de besos, guapa!.

Pd: Para un profano en el asunto como yo me ha parecido una entrada muy instructiva, sobre todo la parte en la que hablas de las hadas del mar, de los bosques, de la luna... Para cuando el hada del sueño venga a tocarme con la varita esta noche ya habré aprendido otra cosa más. Thanks! ;-)

Daro!!! dijo...

Hay algunas que no las tenía en cuanta. Brillante repaso, muy entretenido!!!
Te espero en mi blog!!!

Besos!!!

Petardy dijo...

Byron & Xinver: La etimología es un ciencia muy interesante; recuerdo que para cierta asignatura en la facultad tuve que hacer un trabajo sobre ello (puede que lo recupere para el blog).

La música clásica, en la que prefiero a Mozart, ha sido mi banda sonora durante todo el tiempo que fui estudiante. Horas y horas estuve con mi discman en la biblioteca, ¡con lo cómodo que es ahora llevar la música guardada en ls MP3 y MP4!

Nadiemeentiende: ¿Cuándo vas a empezar a plantearte escribir un libro? Con todas las citas y frases que me apuntas, seguro que tienes un buen recopilatorio de paridas petardyanas!!!

No estoy segura si Morfeo tiene o no hadas que lo ayuden a adormilar al personal, pero espero que la que llegó hasta tu almohada cumpliera bien su cometido ;o)

Daro: Tu blog me ha encantado y desde aquí invito a todos que lo visiten, les merecerá la pena. Bienvenido a Petardylandia.


Besitos pa'repartir