viernes, 6 de febrero de 2009

Un día cualquiera

En toda una vida, cualquier persona puede llegar a acumular cientos de momentos que, para bien o para mal, le acompañarán siempre. Yo guardo todas esas piezas de un mismo puzzle algunas con ternura, otras por diversión y las que menos porque no me queda otra; son pedazos de un mismo rompecabezas que no pueden desaparecer de la noche a la mañana.


* Mi día favorito... La verdad es que estoy entre dos: me gustan los viernes, pero es que también disfruto mucho en los sábados, así que me quedaré con ese intervalo de tiempo que hay entre el viernes y el sábado; esa madrugada mágica en la que cualquier cosa tiene licencia para suceder.

* El día de "tierra, trágame" fue cuando para un examen de literatura en 3º de BUP en el instituto, el profe me pilló con toda la mesa chuleteada (en inglés, no iba a ser tan tonta). Al preguntarme qué era toda aquella parrafada, me defendí: "no sé, Paco, no es mío. Fíjate, además no entiendo lo que pone". (Dirigiéndome a los compañeros) "¡Ya os vale, me pintáis la mesa y encima en otro idioma!" [Supe salir del paso y nadie fue capaz de replicarme, siempre he tenido poder de convicción sobre las masas, jejeje... Será un don natural] :op

* Sin duda, los días más tristes son todos esos en los que me importaban exhalaron su último aliento. No olvidaré que mi abuela me vio a mí a su lado la última vez que abrió los ojos. Hacía una semana que no pronunciaba palabra y recobró algo de sentido para poder despedirse.

* El día más excitante ocurrió mientras practicaba descenso de cañones en el nacimiento de río Guadalquivir. Me vi colgada de un arnés, bajo mis pies había una caída libre de unos cuantos metros considerables, y yo me deslizaba en tirolina por la sierra jienense, ¡menudo cosquilleo en la bajada!

* El día que no quieres volver a repetir es ese en el que alguien que ha compartido contigo cerca de cinco años de vuestras vidas, te diga, además del "no te quiero", que te odia. Aplastante para la moral y el amor propio :o(

* Un día divertido, ese en el que unas amigas y yo le preparamos una fiesta de cumpleaños a otra amiga en su propia casa y ella sin enterarse hasta el último momento. Nos lo pasamos genial, tanto que de ese día surgió la tradición, durante mucho tiempo mantenida, de las cenas de los miércoles.

* No ha habido día más surrealista que aquel en el que comenzaba a salir con un chico (apenas habían pasado cuatro semanas) y me dijo que su "ex" estaba embarazada. Luego resultó ser mentira, una estratagema de la muchacha para que él volviera junto a ella. Totalmente lícito, ya se sabe, en el amor y en la guerra todo vale, pero te quedas de piedra, sin saber como reaccionar, os lo aseguro.

* Día revelador en el que miré a AMR a los ojos, mientras él miraba los míos, y al mismo tiempo que me perdía en esa mirada supe que siempre iba a estar enamorada de él.

* Uno de los días más felices de mi vida fue cuando supe que me tenía que ir a vivir a Irlanda. A veces, me pregunto que si hubiera sabido lo que iba a cambiar mi vida no me habría ido nunca, pero luego recuerdo lo que me compensa haber tenido esa experiencia y que sobre todo lo que me alegra que los buenos amigos hayan permanecido en el después y los no tan buenos permanezcan lejos en el antes.

* El día que me gustaría repetir es aquel que pasé tumbada en la arena de la playa, mirando (y tratando de averiguar) las constelaciones que desde tan lejos me observaban, contando confidencias a mi acompañante, dejando que pasara el tiempo porque para mí, en aquel momento, los relojes se habían parado.

* Un día en el que me reí bastante ocurrió no hace mucho. Le preparé a un amigo un evento especial para la noche de Halloween; él no supo dónde íbamos ni lo que haríamos hasta el final, pero me consta que se lo pasó tan bien como yo... Cuando quieras, repetimos ;o)

* El día más absurdo, aquel en que me vi en un karaoke sin pretensiones de entonar nada. Una amiga me arrastró hasta allí casi contra mi voluntad (yo quería seguir jugando al billar) y me pasé la mitad de la noche mirando las pantallas y viendo como ella cantaba con gente a la que yo no conocía. Me sentí fuera de lugar totalmente.

* Los días que no cambio por ninguno, son los que disfruto comiendo con toda mi familia. Tener a los míos cerca, contar anécdotas, que te cuenten historias que tú no recuerdas, es la pieza más gratificante que puede haber dentro del puzzle de mi memoria.




Pero sea el día que sea, una intenta pasarlo lo mejor que puede. A veces es posible, otras veces no tanto... C'est la vie!

8 comentarios:

Nadiemeentiende dijo...

Y lo mejor de todo sabes qué es?. La de piezas del puzzle de todo tipo que sé que has omitido. Porque yo podría añadir por lo menos diez mucho más impactantes que todas esas. Ha sido un post de lo más interesante, jeje. Pero eso sí, el día que me vea a AR lo voy a poner bien al día, vamos!!!

Por alusiones:

- Aquella noche y los días siguientes también se paró para mí todo tiempo existente. Luego volvieron a andar los relojes y el mundo había cambiado demasiado.
- Pendiente estoy y de ti depende que quieras repetirlo. Pero esta vez sin tanto suspense, porfa, tuve principios de ansiedad!

Un millón de besos, guapa!!!

Byron y Xinver dijo...

Hola querida desconocida. Llego aquí por un comentario en el blog de los chuchos, byron y xinver. Ya tu perfil me ha impactado por la cantidad de pelis que también nos encantan... Muchos musicales de la Garland! Jezabel! Memento... Un montón. Y hemos leído tu post, este último y nos ha encantado. Perdón que hable en plural pero siempre me resulta raro cuando alguien comenta en el blog de los perros y luego me interesa a MI... Son mi vida, gran parte de ella. Es un poco conflictivo tener un blog de chuchos porque a veces quiero decir cosas que me atañen a mí y veo que ahí no tienen sentido.En fin.
Visitaré tu blog.
Abrazos.

vibeca dijo...

Por fin he vuelto!!! Después de tanto tiempo liada como he estado he podido echar un vistazo al blog y me he encontrado con esta entrada tan divertida. Si no me equivoco, lo de las cenas de los miércoles tuvo lugar mientras estudiabamos en la universidad. Oh, que recuerdos, que partidas de trivial y que paliza les pegabamos a los niños!!!! (claro como tu te sabes de memoria todas las preguntas... así gana cualquiera) Gracias por incluirme como una de las mejores piezas de tu puzzle.

Un besazo.

Petardy dijo...

Gracias a todos por comentar esta entrada, que en principio, al ser tan personal podría haber resultado menos interesante.

A mi bro no le tengo que recordar lo especial que fue aquella noche y que estoy dispuesta a repetir lo de Halloween.

A mi amigo alicantino, dueño de Byron y Xinver, le felicito por el original blog que tiene. Veo que te has hecho seguidor de Petardylandia, así que a tí tengo que darte las gracias por dulicado.

A Vi, sabes que hay muchas, muchísimas piezas en las que tú apareces, pero como dice mi bro, hay tantas que he omitido, y no por una razón en especial, sino porque no quise aburrir al personal con mis batallitas.

Besitos pa'repartir.

Agacé dijo...

No sabría elegir un día entre todos aquellos que pasamos en Irlanda, porque, afortunadamente, tengo muchísmas anécdotas y recuerdos de ese año inolvidable. Francia es preciosa y estoy aprendiendo mucho, pero jamás se repetirá un año como el de Belfast. Once-in-a-lifetime experience, lady!

Petardy dijo...

Claro, como que te falta en Lyon mi compañía, jejeje. Fuera de coña, a mí también me pareció un año inolvidable, que no habría sido lo mismo sin tí. Me agrada que formes parte de esos recuerdos; lo que tenemos que hacer es fabricar unos nuevos, así que vete pensando en visitar la tacita.

Hugs & kisses

Jorge - cinenovedades dijo...

Impecable post! Coincido bastante con lo que escribes, sobre todo lo de pasar el día en familia, dónde siempre se cuentan anécdotas increíbles. El día más triste de mi vida sucedió hace cuatro meses, con la muerte de mi padre, asi que por el momento trato de superarlo, quedándome con el recuerdo de lo bien que lo pasamos tanto tiempo en familia. Por otro lado, el mejor momento de la semana es el viernes cuando vuelvo de trabajar y luego el sábado, jugando al tenis en el club y con la ración diaria de películas que todo cinéfilo necesita.
Saludos!

Petardy dijo...

Gracias, Jorge, por cumplir tu palabra y pasearte por Petardylandia. Como veo que el paseo ha sido de tu agrado, supongo que te "veré" de vez en cuando por este lugar del mundo.

Take care y disfruta, como buen cinéfilo, de tus películas.